Muere Carl Weathers, uno de los protagonistas de ‘Rocky’ y ‘The Mandalorian’ | Cultura

Carl Weathers, el actor que encarnó a Apollo Creed en las primeras cuatro entregas de Rocky ha fallecido a los 76 años. La muerte ocurrió la noche del jueves, de acuerdo al representante del artista, Matt Luber. El intérprete, muy famoso en los ochenta por producciones de acción como Depredador, había resurgido recientemente gracias a la serie The Mandalorian, una de las versiones del universo de Star Wars creada para la plataforma Disney+, y para la que estuvo nominado a un Emmy en 2021. La familia de Weathers asegura que falleció sin sufrir mientras dormía.

Weathers se convirtió en uno de los hombres fuertes que dominaron el cine estadounidense durante los ochenta. Su fortaleza física fue explotada en la pantalla desde que debutó como un extra en Magnus Force (Harry el fuerte), una de las entregas de Harry Callahan, el célebre detective protagonizado por Clint Eastwood. El cuerpo de Weathers no se cultivó en los teatros ni en los sets de televisión. Fue en los gimnasios y en el campo de juego. Antes de debutar en la gran pantalla fue jugador colegial de fútbol universitario. Vistió la camiseta de la Universidad Estatal de San Diego, un equipo que usó como trampolín para llegar a la NFL, donde jugó una temporada para los Raiders de Oakland, hoy en Las Vegas, donde tuvo de entrenador al legendario John Maden.

Sylvester Stallone y Carl Weathers en una escena de la película ‘Rocky’, de 1976.United Artists (Getty Images)

“Cuando el fútbol entró en mi vida, era otra cosa. Era un deporte muy físico, pero también necesitas la cabeza. Hay que estudiar y aprenderse las jugadas y las grabaciones para aprender sobre los rivales cada semana”, aseguró en una entrevista con Detroit News. Pero Weathers, un tacle defensivo que comenzaba en la banca, simplemente no tenía la madera para ese deporte. “Eres demasiado sensible”, le dijo Madden después de un juego, de acuerdo con una entrevista con Sports Illustrated. Después de una discreta campaña con los de Oakland en 1970, probó suerte dos años en la liga canadiense de fútbol americano. Aprovechó el tiempo de vacaciones para graduarse de la carrera de Actuación en la universidad estatal de San Francisco.

Weathers afirmó siempre que la actuación fue su primer amor. Participó en su primera obra cuando era estudiante del instituto en su natal Nuevo Orleans. Lo hizo en un musical, donde además tuvo un papel que debía cantar. “Creo que me enamoré, como muchos actores dirán, fue de los aplausos y la aprobación que recibes del público. Hay en eso algo muy atractivo, particularmente cuando eres un niño”, dijo Weathers a Los Angeles Times en 2017. Encontró inspiración en otros actores negros como Sidney Poitier y Harry Belafonte. Sin embargo, una de sus más tempranas influencias fue Woody Strode, un actor de poderoso físico que apareció en Espartaco.

El gran momento de fama llegó en 1976, cuando interpretó para Sylvester Stallone a Apollo Creed, el antagonista de su Rocky. La película ganó tres premios Oscar, entre ellos Mejor Película, lo que puso los cimientos para una de las grandes sagas de los ochenta.

La muerte de Creed sobre el cuadrilátero, en la cuarta entrega de la cinta, en 1984, fue uno de los momentos más memorables para los espectadores. Hasta ahí llegaba la figura del púgil, vestido con pantalones cortos de la bandera estadounidense y vencido hasta a la muerte por el soviético Iván Drago.

El personaje inspiraría un relanzamiento de la saga con Michael B. Jordan a la cabeza en 2015. Su dramático final no significó para Weathers el estancamiento de su trayectoria. En 1987 hizo equipo con otra de las musculosas estrellas de la década, Arnold Schwarzenegger, en Depredador. Del saludo de los dos actores en una de las escenas de la película, nacería uno de los memes más utilizados.

A pesar de su corpulencia, Weathers no solo mostró facilidad para el cine de acción. Sus habilidades para el timing que requiere la comedia quedaron plasmadas en Happy Gilmore. Es uno de los títulos de culto de los años noventa. La película fue destrozada por la crítica, pero conquistó a muchos gracias a su protagonista, Adam Sandler, el comediante que tiene una brillante capacidad para recaudar en taquilla mientras decepciona a los críticos. Este viernes, Sandler ha dedicado unas emotivas palabras a quien interpretó el papel de Chubbs. “Fue un verdadero gran hombre, gran padre, gran actor y gran atleta. Siempre era muy divertido estar cerca de él. Endemoniadamente inteligente, leal y gracioso”, escribió en X.

Weathers también apareció en otra de las comedias televisivas que marcaron el inicio del nuevo siglo. En Arrested Development, el actor mostró que era capaz de reírse de sí mismo interpretando una versión ficticia de él mismo. En la primera temporada, Weathers da clases de actuación a uno de los personajes de la familia Bluth. Aparece como un mezquino actor de segunda que comparte su sabiduría en restaurantes de comida rápida.

A pesar de que en Arrested Development proyectó la imagen de que sus mejores tiempos habían pasado, Weathers aún tuvo una larga carrera en la televisión. En la pantalla pequeña apareció en series como Chicago Justice y prestó su voz para Star contra las fuerzas del mal. También lo hizo para la cuarta entrega de Toy Story, donde fue Combat Carls.

La única carrera creativa que Weathers dejó de explorar fue la de cantante. Cuando se mudó a California, en sus inicios en la industria del entretenimiento, formó parte de Al y los Rythm Gents, un grupo de R&B que versionaba temas de Otis Redding, Wilson Pickett y James Brown. Después, en 1981, grabó el sencillo You Ought to Be With Me, pero no logró editar un álbum. En su lugar, se enfocó en la gran pantalla.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO