Los ganaderos alertan de la reducción de un 20 por ciento en la oferta de toros para festejos en 2024 | Cultura

La Real Unión de Criadores de Toros de Lidia (RUCTL) ha alertado en Madrid que las ganaderías pertenecientes a dicha asociación, que surte la gran mayoría de los espectáculos taurinos celebrados en España y Francia, cuentan con un veinte por ciento menos de toros disponibles para la temporada taurina de 2024.

El dato lo ha aportado Antonio Bañuelos, presidente de la RUCTL, durante un desayuno informativo celebrado hoy en la sede de esta entidad ganadera y en el que, además, se han expuesto todas las acciones que han llevado a cabo en los últimos años en defensa del toro de lidia en distintos foros nacionales y europeos.

Bañuelos explicó que esa considerable reducción en la oferta de machos ―que incluye también un 12 por ciento menos de novillos― es consecuencia directa de la eliminación de vacas de vientre que se produjo en gran parte de las explotaciones de bravo durante los años más críticos de la pandemia de covid, cuando las ventas se redujeron a mínimos por el cierre obligado de las plazas de toros.

En concreto, en 2023 los ganaderos de la Unión tuvieron disponibles un total de 8.192 toros, entre cuatreños y cinqueños, todos ellos nacidos antes de la pandemia, frente a los 6.591 con que cuentan para la presente temporada, es decir, 1.631 menos como reflejo de esa disminución de vacas madres en 2020.

En opinión de Bañuelos, esta momentánea reducción de la oferta en las ganaderías de la RUCTL abre la puerta a una “lógica posibilidad de subida del precio de las corridas, que lleva muchos años estancado a pesar de que los gastos de producción de la crianza del toro han aumentado en un cuarenta por ciento desde 2018″.

En un informe facilitado a la prensa, la asociación de ganaderos matiza esa subida de precios de producción en distintas partidas, desde el aumento de un 150 por ciento en el coste del forraje al de un 47 por ciento del gasóleo o un 40 por ciento en los piensos, sin que nada de esto, aseguran, se haya visto compensado en el precio final de venta de las corridas.

Bañuelos y su equipo directivo consideran que esta disminución de 2024 afectará más especialmente a las plazas de segunda y tercera categoría, que se verán obligadas a organizar menos corridas o tendrán que recurrir a anunciar más novilladas sin picadores, en tanto que la oferta de erales -novillos de dos años- es, en cambio, muy superior al de otras temporadas, al volver a normalizarse la crianza en 2022.

Durante este desayuno informativo, los directivos de la Unión han repasado las gestiones realizadas por la organización durante los últimos cuatro años, centradas en varios puntos: la modernización informática de las explotaciones, los avances en el control sanitario de los animales frente a enfermedades bovinas ya endémicas en España como la “lengua azul” o la hemorrágica epizoótica y la labor de “lobby” para defender los intereses del toro bravo en los foros europeos.

Asimismo, se ha destacado la concesión por parte de Felipe VI del título de Real a la agrupación en 2022, cuando cumplía justo 117 años de antigüedad, la potenciación del consumo de la carne de bravo y el ecoturismo y las alianzas con otras asociaciones del sector agrario en defensa del medio rural y de la raza bovina autóctona con mayor censo en España. En cuanto a nuevos proyectos, la directiva de la RUCTL asegura estar “muy atenta” frente a la nueva y estricta normativa sobre transporte de animales que se está elaborando en la Comisión Europea, en la que quieren incluir excepciones para las reses de lidia como animales de “difícil manejo”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO