La UE trabaja con la Organización Marítima Internacional para hacer más seguro el transporte de ‘pellets’ por mar | Clima y Medio Ambiente

El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius.Javier Vázquez / Europa Press (Europa Press)

La controversia por el vertido de los pellets en Galicia, que llegó ya la semana pasada a Bruselas, ha saltado este jueves a Estrasburgo. El comisario de Océanos, Pesca y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, ha defendido durante un debate en la Eurocámara sobre la “reciente catástrofe ecológica” en la costa norte española la propuesta legislativa que la Comisión presentó en octubre para “prevenir la contaminación por microplásticos por la pérdida no intencionada de pellets” y ha dicho que la UE está trabajando ya con la Organización Marítima Internacional (OMI) para adoptar medidas globales respecto al transporte de estos microplásticos. Mientras, el hemiciclo europeo se ha enzarzado en una bronca discusión por esta cuestión en la que los eurodiputados españoles se han acusado unos a otros de “negligencia” y de uso del desastre ecológico con intereses electoralistas ante la próxima cita ante las urnas de los gallegos.

Los eurodiputados han pedido, una vez más, que la futura norma europea sobre pellets se aplique también al transporte marítimo, algo que la propuesta original de la Comisión no incluye. La explicación de Bruselas es que el transporte marítimo es global y no está en manos de la UE regularlo, aunque un representante de la Comisión se abrió la semana pasada durante una discusión parlamentaria en Bruselas a estudiar la posibilidad de incluir en la normativa, que está en sus primeras fases de discusión, una “distinción” específica entre el transporte marítimo “intraeuropeo” y el “puramente internacional”, de modo que la futura ley pueda aplicarse al menos a parte del intenso tráfico marítimo en las costas de la UE.

En cualquier caso, el comisario ha señalado que la Comisión ya está trabajando activamente con la Organización Marítima Internacional, responsable de este ámbito, para adoptar nuevas medidas. La OMI está examinando “intensamente” varias cuestiones, especialmente cómo garantizar un empaquetado “de calidad” y resistente a fugas, o garantizar una “información del transporte” que permita “identificar claramente” los contenedores con pellets, ha explicado ante el pleno de Estrasburgo.

Asimismo, ha añadido Sinkevicius, la OMI estudia la posibilidad de que, en el transporte marítimo, los contenedores de pellets de plástico estén colocados bajo cubierta o en zonas más seguras de la cubierta si lo primero no es posible. La importancia de que estas medidas sean “acordadas y adoptadas a nivel mundial” es evitar una marea de normas diferentes y, sobre todo, poder actuar en un sector como el marítimo en el que, recordó, muchos contenedores son transportados en barcos procedentes de fuera de la UE.

El político ha reiterado la importancia de la prevención, ya que una vez se vierten estos microplásticos, “es difícil y costoso recuperarlos de nuevo”. Pero una vez que se produce este tipo de fugas, “debe aplicarse el principio de que el que contamina, paga”, ha agregado en referencia a las sanciones previstas en el reglamento europeo.

Antes del debate en el plenario, Sinkevicius recibió a varios de los eurodiputados españoles que le habían solicitado un encuentro la semana pasada para hablar de la crisis de los pellets. Los socialistas Nicolás González Casares y César Luena le pidieron una “mejor coordinación europea para afrontar la crisis medioambiental ocasionada por los pellets y apoyo para la restauración de los daños que han provocado sobre los ecosistemas”. También volvieron a defender la necesidad de “extender el reglamento contra la contaminación por pellets al comercio marítimo internacional y establecer la geolocalización obligatoria de contenedores para ayudar a la gestión en caso de accidente”, según indicaron en un comunicado.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Sinkevicius también se reunió con Ana Miranda, del BNG, quien había invitado al pleno y a la cita privada a la alcaldesa de Muros, María Lago, para informarle de “la problemática que está viviendo Galicia con la marea de plásticos causada por el vertido de pellets y la falta de medios y transparencia por parte del Gobierno gallego para gestionar la contaminación de la costa”, mientras que los eurodiputados populares aprovecharon su encuentro con el comisario europeo para explicar “el gran trabajo que está realizando la Xunta de Galicia y lamentar la utilización que con fines electorales están haciendo la izquierda y los nacionalistas”.

Debate agrio en el Parlamento Europeo

El debate de este jueves en el Parlamento Europeo ha sido muy bronco. Los eurodiputados españoles se han cruzado reproches sobre la gestión de la crisis medioambiental en medio de una demanda más unísona a Europa para asegurar una mayor prevención de este tipo de desastres e imponer medidas punitivas más severas a los responsables de este tipo de vertidos.

Galicia enfrenta hoy “una doble marea: una marea plástica y una marea de incompetencia, ocultación y mentiras por parte del Gobierno autonómico del PP”, ha denunciado el eurodiputado socialista gallego Nicolás González Casares en el pleno, en el que ha calificado de “nefasta” la gestión de la Xunta y ha abogado por un cambio en la cita ante las urnas el 18 de febrero.

El vertido es “una catástrofe” y lo sucedido desde entonces, una “negligencia”, ha coincidido la eurodiputada de Podemos Idoia Villanueva. También Ana Miranda, a cuyas instancias se celebró el debate en el último día del pleno de Estrasburgo, ha fustigado la “inacción” del Gobierno gallego, que “tardó un mes en activar la alerta 2, caso evidente de negación de la catástrofe”. Esta “mala gestión no es nueva, nos recuerda al Prestige, no han aprendido nada”, ha recriminado a los eurodiputados populares, ante los que reclamó también una mayor acción en la UE ante un problema que “no solo es gallego, también es un problema europeo”.

“Señores de la izquierda, ¿tan nerviosos están por cosechar otra derrota electoral?”, ha replicado la vicepresidenta del grupo del Partido Popular Europeo, Dolors Montserrat, que ha acusado a la izquierda de intentar “ganar de manera miserable con esta crisis lo que ha sido incapaz de ganar desde la oposición”. A la vez, sin embargo, también ha vuelto a arremeter con lemas del PP del debate nacional a escala europea: “Si en vez de pellets fuera la amnistía, y en vez de Rueda fuera Puigdemont, ya estarían ustedes actuando sin rechistar, tan rápidos para ceder ante el chantaje de un prófugo de la justicia, pero tan lentos e irresponsables para arrimar el hombro en una crisis que afecta a todos”, ha reprochado. “Este debate no se produciría si no hubiera elecciones en febrero”, ha agregado el también popular Francisco Millán Mon.

Por su parte, el eurodiputado de Vox Jorge Buxadé ha arremetido contra todas las formaciones por un “espectáculo bochornoso” y las ha acusado de estar interesadas solo en el “rédito electoral” de la crisis. “Les importa un bledo la protección litoral, la verdadera catástrofe es la destrucción del sector pesquero español que populares y socialistas han promovido los últimos 40 años ejecutando sistemáticamente agendas extranjeras”, ha denunciado el diputado del partido ultra, al que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha instado a no presentarse en las elecciones gallegas para no poner en riesgo la mayoría absoluta del PP.

Ribera critica a la Xunta por «minimizar la toxicidad» de los ‘pellets’

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha criticado a la Xunta de Galicia por haber «minimizado el riesgo, la toxicidad» de los ‘pellets’ y posteriormente «pasar una lista de medios que no hay posibilidad de poner a disposición de nadie». «Afortunadamente se trata de una contaminación diferente a la del ‘Prestige'», ha asegurado este jueves la ministra. La ministra considera que es «fantástico» si uno puede hacer frente sólo al problema pero critica
que, simultáneamente, reclame que los demás se tengan que «inventar una participación que no está estipulada en los protocolos». «Se impone la colaboración, la transparencia, el debate y la solución sobre la base de la cooperación a los problemas que enfrentamos», ha dicho.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_