Dos meses de la crisis de los ‘pellets’: Galicia contabiliza la recogida de menos del 20% de los microplásticos perdidos en el mar | Clima y Medio Ambiente

Han pasado dos meses desde que el buque Toconao, con bandera de Liberia, perdió seis contenedores frente a las costas de Portugal, uno de ellos cargado de pellets que inundaron el litoral gallego y despertaron el miedo entre sus vecinos con la sombra del Prestige aún muy presente. Hoy siguen llegando bolitas blancas a la costa, pero están más esparcidas entre diferentes playas. Así lo explica Cristóbal López, portavoz de Ecologistas en Acción, quien asegura que queda “una sopa aguada de pellets en el agua” que desemboca en la orilla todos los días en pocas cantidades.

¿Cuántos pellets se han recogido en las playas?

Según la información facilitada por la Xunta a este periódico, el dispositivo puesto en marcha por el Gobierno autonómico ha recuperado hasta la fecha 3.640 kilos de pellets, el equivalente a 145 sacos, además de otros 16.222 kilos de plásticos más grandes retirados también de las playas. A estas cuentas, suman otros 289 kilos de pellets retirados por voluntarios, el equivalente a unos 12 sacos, que fueron entregados a pie de playa. Y otros 1.095 kilos de gránulos de plástico, casi 44 sacos más, recogidos en los ayuntamientos, de los que la mayoría estaban enteros, aunque había algunos abiertos y les faltaba parte de la carga (en este recuento se encuentran todos los que sacó de la orilla un único vecino de Corrubedo, Rodrigo Fresco).

En total, la Xunta contabiliza que se han recogido 201 sacos de pellets, de 25 kilos cada uno, lo que supone tan solo un 19% de los 1.050 perdidos el pasado 8 de diciembre en el mar. Aunque EL PAÍS ha comprobado que todavía no se han retirado los sacos acumulados en algunos ayuntamientos ―también llegaron estos gránulos de plástico, en mucha menor medida, a Asturias o Cantabria―. La gran mayoría de los microplásticos siguen en el océano o se están desplazando a otros lugares.

“En la actualidad la retirada de granulados plásticos ha descendido considerablemente con la extracción en la última semana de una media de dos kilos diarios”, apuntan desde el Gobierno autonómico.

¿En qué situación está el operativo de limpieza?

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Hace dos semanas, la Xunta de Galicia bajó al nivel 1 la alerta del Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Galicia (Plan Camgal), ante la disminución de la incidencia de la marea de plásticos. Desde entonces, el dispositivo de vigilancia y limpieza de granulados plásticos está conformado por 10 brigadas repartidas por las tres provincias gallegas. “Este operativo visita las playas para inspeccionarlas y si encuentra residuos procede a retirarlos. En caso contrario, pasa al siguiente arenal para comprobar su estado y actuar en consecuencia”, detalla la Xunta, que asegura que, además, “se suman agentes ambientales y profesionales del Servicio de Guardacostas de Galicia, alcanzando en total alrededor de un centenar de efectivos”. Mientras, en el mar los medios aéreos y marítimos del Servicio de Guardacostas de Galicia están alerta por si detectasen algún saco entero flotando.

Siguen llegando pellets, pero también críticas. En el Ayuntamiento de Valdoviño cuentan que todavía tienen gránulos de la marea de plásticos en sus dependencias municipales, unos dos kilos, que nadie del Gobierno autonómico ha pasado a recoger: “Les avisamos de que vinieran a por ellos cuando quisieran, pero aún no lo han hecho”. Lamentan la falta de comunicación y la “mala gestión”. Aseguran que Tragsa, la empresa de limpieza contratada por la Xunta, fue a limpiar algunas playas, pero nunca les comunicó su presencia.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, también critica la organización de la Xunta, aunque asegura que en sus playas no se detectaron pellets del barco Toconao: “Ha tenido una actuación calamitosa en esta crisis. No se comunicó con nuestro ayuntamiento hasta 23 días después del accidente, una vez que nosotros denunciamos su ausencia, y lo hizo por carta”. Cuenta haber tenido que comprar material de limpieza con fondos municipales, “en previsión de lo que pudiera pasar”, porque la Xunta no respondió a su petición.

A pie de playa, López relata cómo el pasado sábado recogió microplásticos en las playas de Carnota porque su organización también continúa con las cuadrillas de limpieza: “Sigue habiendo pellets, pero creemos que con la tormenta y el temporal los sacos se han roto en altamar y han esquivado las costas gallegas”. El ecologista dice que estos seguirán arribando al litoral gallego, aunque de forma más dispersa.

¿Dónde están los pellets recogidos por la Xunta?

Los granulados plásticos recogidos por el Gobierno autonómico se trasladan a una instalación de almacenaje intermedio, donde permanecen depositados para garantizar un control de las cantidades recuperadas. “Este paso es imprescindible tanto para el recuento del material recogido, información que se trasladará a la empresa responsable, como para garantizar la adecuada gestión de este material cuando se estime oportuno”, apuntan desde la Xunta.

¿Cuántos pellets se han conseguido recuperar del mar?

Una de las grandes incógnitas, que posiblemente nunca se llegue a resolver, es dónde se encuentra el contenedor perdido y si sigue quedando carga en su interior. La Xunta ha defendido una y otra vez que se aumentarán los esfuerzos para detectar los sacos en el mar antes de que lleguen a la costa en forma de marea de diminutos microplásticos. Sin embargo, de los equivalentes a 201 sacos de gránulos de plástico recuperados hasta ahora, el Gobierno autonómico afirma que se encontraron cinco flotando en el mar: dos fueron localizados por profesionales del sector marítimo-pesquero el día 11 de enero y tres, por medios del Servicio de Gardacostas los días 13, 15 y 28 de enero. Está por ver si la marea seguirá bajando de intensidad o si el océano irá devolviendo de forma recurrente todo lo que queda de los pellets perdidos.

¿Qué se sabe de los análisis químicos?

Los pellets son una mezcla compuesta de un 88-90% de polietileno y un 12-10% del aditivo denominado UV622 por los informes técnicos encargados por la Xunta, basados en la ficha técnica del producto. Según el equipo de investigación Ecotox de la Universidad de Vigo, el polímero polietileno es “completamente inofensivo”, mientras que el aditivo UV622, utilizado como estabilizador de luz ultravioleta, incluye dos componentes: ácido succínico, sin problemas toxicológicos, y una sustancia sintética de la familia de las aminas aromáticas que le confiere su carácter antioxidante. “Está clasificada por la Agencia Europea de Sustancias Químicas como una sustancia con toxicidad crónica”. Es decir, solo sería tóxica en una exposición prolongada, lo que no ocurre con tareas específicas de limpieza, e irritante para los ojos.

Ahora bien, quedan por conocerse otros análisis que se estaban realizando, no con la información aportada por el fabricante, sino con la de los propios pellets recogidos en la costa, así como su impacto en las especies marinas. De los primeros, un estudio preliminar del grupo de Química Analítica Aplicada de la Universidad de A Coruña detectó, en cantidades mucho menores, trazas de otras 14 sustancias más utilizadas como aditivos plásticos, entre ellas nuevos estabilizadores UV de base amina, octilfenol y tres antioxidantes. No obstante, los investigadores de esta universidad aseguran que siguen trabajando y no han dado más información.

Del segundo tipo de estudios, el equipo Ecotox de la Universidad de Vigo informa de que los resultados de sus análisis con especies marinas muestran que los pellets del vertido del Toconao no impiden el desarrollo de larvas de erizo de mar.

¿En qué punto está la investigación judicial?

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Noia acordó abrir diligencias por la posible existencia de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, tras la denuncia presentada por Podemos, a la que se acumuló la interpuesta conjuntamente por la Fundación Montescola, Ecoloxistas en Acción y la Plataforma pola Defensa do Mar da Comarca Muros-Noia.

La jueza encargó al Seprona un informe sobre la titularidad de la embarcación Toconao, las circunstancias en las que se produjo la pérdida de la carga, su contenido y su composición, además del alcance del vertido y la delimitación del área afectada. Además, admitió la personación, en calidad de acusación popular, de las partes denunciantes. “Del proceso judicial no recibimos novedades porque las diligencias previas y las investigaciones siguen su curso”, cuenta López. A la investigación se suma la que abrió hace casi un mes el fiscal de Sala de Medio Ambiente, que encargó al Seprona analizar muestras de los pellets para determinar si son peligrosos, y pidió información para saber cómo estaba afectando el vertido a los parques nacionales y naturales gallegos.

La campaña electoral gallega parece haber relegado a un segundo plano la marea de plásticos. “Hasta después de las elecciones no creo que haya novedades”, cuenta López, quien tiene la sensación de que se intenta reducir el problema: “Parece que con nuestra preocupación ponemos en entredicho a la gente del mar y el precio del producto gallego, pero eso no es así”.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_