La quiniela de los Premios Goya: batalla entre ‘20.000 especies de abejas’ y ‘La sociedad de la nieve’, con ventaja para la primera | Premios Goya | Cine

Ha llegado el momento en que pensemos como académicos para ver si acertamos en los Premios Goya. Hablando con votantes y siguiendo la huella de los Forqué podemos intentar aventurar qué pasará en la noche de los Goya. ¿Por qué nos fijamos en los Forqué? Porque desde 2015 solo han diferido de los Goya en una ocasión, en el resto han ido a la par, y porque aunque en prensa leáis opiniones de directores, guionistas e intérpretes, de productores y pesos pesados, los votantes en los Goya son cerca de 2.000 trabajadores de la industria. Los Forqué son los premios, por tanto, con más representatividad del cine, y después irían los galardones de la Unión de Actores y Actrices, pero estos se entregan posGoya. Vamos al barro.

Película, dirección y dirección novel

En una edición a priori muy igualada entre 20.000 especies de abejas y La sociedad de la nieve, hay dos detalles que invitan a pensar que ganará el drama de Estibaliz Urresola: que ya lo hizo en los Forqué, y que a mucho votante aún le pone nervioso el tuntun y la N roja al inicio de unos créditos (es hora de superarlo, ¿no?). A pesar del esfuerzo en su campaña de Bayona, capaz de desdoblarse en la promo de Goya y Oscar, la ola la cabalga Estibaliz Urresola. Para ella será el Goya a dirección novel, y sería la séptima realizadora consecutiva en una racha impresionante (¿Le habrán pasado el amuleto?). En dirección, el año pasado vivimos un sorpresón: lo ganó Rodrigo Sorogoyen con As bestas (que al final también fue la mejor película), Goya que parecía destinado a Carla Simón, Oso de oro de la Berlinale con Alcarràs. El mismo Sorogoyen declaró luego que pensaba como el resto, que se lo llevaría la catalana. Así que respiremos hondo: esto está entre Víctor Erice y Juan Antonio Bayona. Pensamiento de votante: ¿cómo se va a ir Erice sin el Goya, cuando además ya no le quedan, probablemente, más ocasiones en que recibirlo? Por otro, han enviado a Bayona a los Oscar… ¿y no se le da el espaldarazo con este premio? Por cierto, si lo gana Jota, será su cuarto Goya a mejor dirección con películas que nunca han ganado el premio principal. Esto, ¿cómo lo explicamos?

Intérpretes

A mejor protagonista femenina, Malena Alterio, por Que nadie duerma. Es claramente su momento, y la industria la quiere tras décadas de trabajos principalmente televisivos. En masculino, entre David Verdaguer (Saben aquell) y Hovik Keuchkerian (Un amor), los Forqué señalaron (aunque en esta categoría también votaban periodistas) a Verdaguer por su Eugenio en el biopic dirigido por David Trueba. En los apartados de reparto, Ane Gabarain parece una apuesta sólida por su Lourdes en 20.000 especies de abejas, sin perder de vista a Clara Segura por Creatura. Y en el apartado masculino… En el apartado masculino todo es posible: ¿Coronado? ¿Brendemühl? ¿Martxelo Rubio, en la ola de 20.000 especies de abejas? Al final, por su buen rollo en el día a día de trabajo en la industria, Hugo Silva, que está además estupendo en el personaje gilipollas de Un amor. En los revelación, en actriz Janet Novás será elegida porque así se reconoce O corno (obviamente, también porque lo hace muy bien, pero eso se presupone), y en actor, la competición está entre La Dani de Te estoy amando locamente y Brianeitor por Campeonex. Entre la espada y la pared, Brianeitor.

La actriz Malena Alterio, retratada en la madrileña plaza de las Vistillas.JUAN BARBOSA

Guiones

Volvemos al dilema Erice. El maestro y Michel Gaztambide, otro veterano con prestigio, están nominados en original y allí les espera Urresola con 20.000 especies de abejas. Diría que se lo llevará ella. En el adaptado hay cuchilladas, está muy abierto. Digamos que entre La sociedad de la nieve y Robot Dreams… La sociedad de la nieve (por cierto, os recomiendo, y muchísimo, el libro en el que se basa ese libreto, una obra fascinante de Pablo Vierci, que la semana que viene pasa por Madrid).

Música

Ganará Alfonso de Villalonga por Robot Dreams. La partitura de Michael Giacchino (La sociedad de la nieve) es bellísima también, pero en su contra va que es un compositor estadounidense. En canción, otra categoría llena de interrogantes, El amor de Andrea, de la película homónima de Manuel Martín Cuenca, ha llamado mucho la atención. Vetusta Morla, al escenario.

Ana López-Puigcerver
Ana López-Puigcerver, maquilladora, en un momento del rodaje de ‘La sociedad de la nieve’.Quim Vives

Técnicos

Dirección de producción, dirección de arte, sonido, diseño de vestuario, efectos visuales y maquillaje y peluquería, para La sociedad de la nieve. Aquí el votante elige rápidamente. Y, además, es cierto, menudo empaque en estos apartados el de La sociedad de la nieve. En Fotografía también diría Pedro Luque por La sociedad de la nieve, sin descartar a Gina Ferrer García, por 20.000 especies de abejas, y Valentín Álvarez, por Cerrar los ojos. Y en montaje, la labor que diferencia al cine del resto de las artes, también creo que saldrán Andrés Gil y Jaume Martí por La sociedad de la nieve.

Largo de animación

Robot Dreams, de Pablo Berger. Y ojalá el Oscar. Y de paso, ¿por qué no hubo valentía en que entrara en dirección de arte y en mejor película? Lo merecía.

Una imagen de 'Robot Dreams'
Una imagen de ‘Robot Dreams’

Largos europeos, documentales e iberoamericano

En el primer apartado, la francesa Anatomía de una caída, de Justine Triet, Palma de oro en Cannes. En documental, creo que los votantes habrán priorizado su cariño a la actriz Carme Elías y saldrá Mientras seas tú, sobre su descenso al vacío del alzhéimer. Y en el Goya a mejor película iberoamericana suele haber premios extraños. La portorriqueña La pecera es una gran película que casi nadie ha visto, la argentina Puan pasó muy bien por el festival de San Sebastián, y creo que ganará con justicia la chilena La memoria infinita, documental que también está en los Oscar, y que, de nuevo, traerá el alzhéimer a la ceremonia.

Cortometrajes

Un mundo difícilmente predecible. En animación, elegiría To Bird Or Not To Bird, por quien está detrás de él; en ficción (este año, menudo quinteto bueno), Aunque es de noche, de Guillermo García López, que arrancó su singladura en Cannes, que se llevó el Forqué y que llevará a la gala el problema de la Cañada Real… y eso que enfrente tiene filmes de Carla Simón y de Eulàlia Ramón. Y en documental me hace mucha gracia y me estremece Una terapia de mierda, pero apostaría por Ava, de Mabel Lozano.

Dos comentarios más: Juan Mariné, historia en mayúsculas del cine español, recogerá el Goya de honor a sus 103 años. Y el Goya internacional es para Sigourney Weaver. A mí sí me parece un acierto reconocer a este mito.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO