El arzobispo de Toledo reprende a dos curas por “rezar mucho por el Papa para que pueda ir al cielo cuanto antes” | Sociedad

Bronca en la archidiócesis de Toledo. Su arzobispo, Francisco Cerro Chaves, ha tenido que salir al paso y hacer un comunicado —algo poco habitual dentro de los muros de la Iglesia— para mostrar su rechazo a las declaraciones de dos curas de su obispado en YouTube, en las que desean la muerte del Papa. “No representa en modo alguno la línea de comunicación de esta Iglesia particular. Reiteramos y ratificamos las llamadas a la comunión efectiva y afectiva con el sucesor de Pedro”, dice el prelado en el documento, publicado este miércoles por la noche en la web episcopal. El escándalo había estallado ese día por la mañana, cuando varios medios se hicieron eco de una tertulia del 22 de febrero formada por cinco sacerdotes para hablar de cuestiones pastorales. Al comienzo de esta, durante las presentaciones, los curas aludieron a la salud del papa Francisco. Uno de ellos, Gabriel Calvo Zarraute, en tono jocoso, afirmó que estaba “rezando mucho por el Papa para que pueda ir al cielo cuanto antes”. El resto rio al unísono y, a continuación, se cruzaron varios comentarios:

—Yo también me uno a las oraciones del padre Gabriel para el santo Padre —, dijo el presbítero Charles Murr.

—¡Ahí está! —, remató el padre Francisco J. Delgado.

—Somos muchos con esa intención—, lanzó de nuevo el sacerdote Calvo Zarraute.

—Pues a ver si rezamos más fuerte—, sentenció Delgado.

El obispado toledano afirma que ha comunicado a los sacerdotes “la necesidad de pedir perdón por tales declaraciones que lesionan la comunión de la Iglesia y escandalizan al Pueblo de Dios”. El arzobispo no les ha impuesto ningún castigo, aunque ha precisado en el comunicado que “no se excluyen otras medidas de corrección respecto de aquellos que están llamados a ser ministros de Cristo, al servicio de la unidad y la vida evangélica en la Iglesia, evitando toda conducta que desdiga de su estado”.

Tanto Calvo Zarraute como Delgado son sacerdotes de la diócesis de Toledo, como informa Vida Nueva, el primer medio que contó la noticia. A ambos ha reprendido el arzobispo de Toledo. El sacerdote Charles Murr es estadounidense, por lo que Cerro Chaves no tiene autoridad sobre él. Los otros participantes en el vídeo, dentro de la denominada “tertulia sacerdotal contrarrevolucionaria”, son: Juan Manuel Góngora, sacerdote de la diócesis de Almería; Rodrigo Menéndez Piñar, de Toledo; Roylan Recio, de la diócesis estadounidense de Colorado Springs, y Juan Razo, de la diócesis mexicana de Saltillo.

Tras el revuelo mediático y las duras críticas, el canal de Youtube, bautizado como La Sacristía de Vedeé, publicó este miércoles que el comentario fue “en tono de humor” y que “no expresa deseos de la muerte del Papa, como algunos medios maliciosamente han difundido”. Los sacerdotes afirman “su adhesión al papa Francisco” y rechazan los ataques contra él, aunque han subrayado que no piensan disculparse “ante los que fariseamente aprovechan” su “desliz para atacar” su mensaje. “Lamentamos los problemas ocasionados a nuestros obispados respectivos ante la llegada de protestas coordinadas por nuestras acciones. No estaría mal que aquellos que agradecen nuestra labor manifestaran, si les parece oportuno, su apoyo. ¡Viva Cristo Rey!”, concluye la publicación.

No es la primera vez que el arzobispo de Toledo tiene que salir al paso para oponerse a la actitud de algunos de sus sacerdotes contra el papa Francisco. La última fue a comienzos de año, cuando un grupo de sacerdotes de la archidiócesis lideró una recogida de firmas para que Francisco anulase la declaración Fiducia Supplicans, en la que aprobaba bendecir a las parejas homosexuales, aunque sin equipararlas al matrimonio. La iniciativa, propulsada en Change.org, estuvo aderezada en redes con duras críticas contra el Pontífice, en las que muchos de estos sacerdotes ponían en duda su legitimidad. Cerro Chaves tuvo que capear la situación con un comunicado en el que pedía al clero que acogiese “estas indicaciones [papales] de corazón”.