Dani Alves no ha reunido aún el millón de euros de fianza y pasará el fin de semana en prisión | Sociedad

Dani Alves no ha podido reunir este viernes antes de las 15.00 el millón de euros que la Audiencia de Barcelona le ha impuesto como fianza para salir de prisión y permanecerá en la cárcel, al menos, todo el fin de semana. Tras la negativa de la familia de Neymar a prestarle ayuda económica, el jugador está a la espera de recibir un pago de Hacienda (6,8 millones) que le permitirá abonar la cantidad exigida por los magistrados. Su defensa tenía la esperanza de poder hacer la transferencia este viernes y ha pedido, de hecho, ampliar el plazo para hacerlo hasta las 15 horas, lo que se le ha concedido. El dinero, sin embargo, sigue sin entrar en la cuenta corriente del juzgado.

La excarcelación de Alves, condenado a cuatro años y medio de cárcel por la agresión sexual a una joven de 23 años en la discoteca Sutton de Barcelona, se aplaza así al menos hasta el lunes. Su salida durante el fin de semana no es posible, ya que la Audiencia de Barcelona no funciona como juzgado de guardia, han confirmado fuentes judiciales. Su defensa confía en que, entonces sí, el millón de euros pueda ser ya abonado. El miércoles, apenas un mes después de dictar la condena por la violación, la Audiencia de Barcelona accedió por primera vez a contemplar la libertad de Alves, pero con la condición de que pagase una elevada fianza para conjurar el riesgo de fuga.

Pero la situación de Alves es un poco más compleja. Por un litigio con su exmujer, tiene inmovilizadas sus cuentas en Brasil, por lo que no puede acceder a sus fondos (de ahí que necesitara ayuda, incluso, para abonar los 150.000 euros de responsabilidad civil).

Alves permanece en prisión provisional desde hace 14 meses. Tras la condena, su defensa solicitó la puesta en libertad con el argumento, entre otros, de que había cumplido ya una cuarta parte de la pena y que el riesgo de fuga (el motivo que lo condujo a esa situación de prisión provisional) se había disipado. Los magistrados le dieron parcialmente la razón. Cuando salga en libertad, Alves tendrá que cumplir una serie de requisitos: deberá entregar sus dos pasaportes (español y brasileño), no podrá salir de España, tendrá que presentarse cada semana en la Audiencia de Barcelona y no podrá acercarse a la víctima ni comunicarse con ella.